altos salarios españa europa

La carga fiscal de los altos salarios en España es menor a la media europea

Noticias Fiscales

La carga fiscal en España es menor que en otros países europeos como Irlanda, Italia, Dinamarca o Alemania.

En España, las personas con altos salarios soportan una carga fiscal inferior a la media Europea, según un nuevo estudio de UHY International, la red internacional de auditoría y consultoría.

Las personas con sueldos de 220.000€ al año en España pagan una media de 81.400€ de IRPF y seguridad social (37%) en comparación con la media europea de 88.257€ (40.4%).

Aquellos que ganan 1.3 millones de euros anuales en España, soportan una cuña impositiva media de 575.887€ (43.6%) que sigue siendo menor que la media europea de 581.575€ (44.2%).

Para el estudio se ha tenido en cuenta a una persona soltera, de unos 30 años, sin hijos, que trabaja 40 horas a la semana, no cuenta con una pensión privada y no recibe ningún otro beneficio adicional de su empresa.

Pedro Sánchez, si consigue formar gobierno en España, se ha comprometido a aumentar los impuestos a las personas con mayores ingresos al 52%. Si estos cambios son aprobados por el parlamento español, España tendría la segunda carga fiscal más alta de los 30 países analizados en este estudio de UHY.

El Gobierno español espera que el aumento de la carga impositiva sobre los trabajadores con altos salarios ayude a reducir el déficit español a cero para 2022. El déficit presupuestario de España cayó por debajo del límite del 3% de la producción económica de la Unión Europea el año pasado por primera vez en más de una década.

España ocupa el puesto 17 de los 30 países analizados para este estudio, según la cuña impositiva impuesta por el gobierno a los trabajadores con los ingresos más altos (ver tabla).

Hay que tener en cuenta que en España la presión impositiva varía según la región autónoma y para la realización de este estudio se han facilitado datos según la tasa impositiva general de Madrid, por lo que variará si se tienen en cuenta otra comunidad autónoma.

Hay que tener en cuenta que las personas con altos ingresos en muchos casos cuentas con un patrimonio neto relevante por lo que también están sometidas a la presión fiscal del impuesto sobre el patrimonio.

De todos los países estudiados, Rusia es el que impone la carga fiscal más baja, donde los contribuyentes, incluidos los que obtienen salarios elevados, pagan un 13% de IRPF. En el otro extremo está Dinamarca, con la cuña impositiva más alta.

Manuel Reina, manager del departamento fiscal de UHY Fay & Co comenta: “España, comparado con otros países de la UE puede resultar atractivo para personas con altos salarios, si sólo tenemos en cuenta la carga del IRPF. Sin embargo, si Pedro Sánchez acaba formando gobierno esto podría cambiar sustancialmente.”

“La necesidad del gobierno de recaudar impuestos para financiar el gasto público no debe desincentivar a los contribuyentes con altos salarios ya que podría provocar su traslado a países con políticas fiscales más atractivas y competitivas.”

 

Países de Europa occidental tratan de reducir la presión fiscal de los salarios más elevados

UHY señala que los contribuyentes de Europa occidental con salarios elevados tienen una carga impositiva más alta que sus semejantes en los países BRICS y economías emergentes.

Los países del G7, incluidos Francia, Canadá, Estados Unidos y Reino Unido, tomaron medidas, a partir de la crisis financiera, para reducir las tasas impositivas a las bandas salariales más altas.

En 2014, por ejemplo, la tasa impositiva de Francia para salarios de 220.000€ era del 45.8% comparada con el 40.0% actual. Ese mismo año, Francia eliminó la tasa marginal del 75% sobre ingresos superiores a 879.000€.

Dennis Petri, presidente de UHY International comenta: “las tasas impuestas a los salarios más altos de los contribuyentes de los países del G7 han sido reducidas a raíz de la crisis financiera. Muchos países de Europa occidental están preocupados con el hecho de que la sobre presión impositiva en este tipo de salarios puede convertirles en países poco competitivos en comparación con aquellos países con cargas fiscales más competitivas.”

“Sin embargo, a medida que los países en desarrollo maduran y sus clases medias crecen, los gobiernos tienden a aumentar sus tasas impositivas para satisfacer una mayor demanda de servicios públicos. Esto está comenzando a suceder en países asiáticos como India y China “.

“Con el tiempo, a medida que la población de los países en desarrollo se vuelva más rica, esta disparidad fiscal entre las economías del G7 y BRIC tenderá a reducirse”

Fusiones & Adquisiciones en tiempos de pandemias

El COVID-19 ha marcado el 2020 alterando la vida cotidiana de todos. Su efecto, ha sido devastador en el ámbito sanitario, y también son ya palpables las nefastas consecuencias económicas, quedando la incógnita de cual…
covid-iva

El impacto del COVID en el IVA

En España la consolidación fiscal requiere, en el Impuesto sobre Sociedades, el cumplimiento de una serie de requisitos, entre otros, que la participación de la…
Menú