Se Acaba el Plazo para el Registro de tu Plan de Igualdad

Noticias Destacadas, Otras Noticias

Las empresas de más de 50 trabajadores tendrán que elaborar y registrar sus Planes de Igualdad antes del 7 de marzo de 2022

Entramos en tiempo de descuento para cumplir con la obligación de registrar un Plan de Igualdad. Esta obligación se ha dado por tramos, llegando en este 2022 el último de ellos, con fecha límite el 7 de marzo: para entonces, todas las empresas que superen la franja de una plantilla con más de 50 personas, tendrán que haber elaborado su propio Plan y haberlo registrado en el REGCON (Registro de Convenios Colectivos).

Para conocer con cuánta antelación debemos empezar a elaborar nuestro Plan de Igualdad con el fin de cumplir con el plazo establecido, es importante conocer el proceso completo. La elaboración de un Plan de Igualdad, es un proceso de negociación que inicia con la constitución de una Comisión, integrada por la Representación Legal de los Trabajadores (RLT) y la representación de la empresa.

Para elaborar el Plan de Igualdad, el primer paso es realizar un diagnóstico de la situación actual de la empresa, y a ser posible un análisis de su evolución más reciente, con el objetivo de conocer cuáles son las buenas prácticas que pueden potenciarse y comunicarse dentro y fuera de la organización, y cuáles son las posibles áreas de mejora. En este diagnóstico se deben cubrir las siguientes materias: procesos de selección y contratación, clasificación profesional, formación, promoción profesional, condiciones de trabajo (incluida la auditoría salarial entre hombres y mujeres), ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral, la infrarrepresentación femenina, retribuciones y la prevención del acoso sexual y por razón de sexo.

Una vez se haya hecho un diagnóstico exhaustivo, derivará de sus conclusiones un Plan de acción a realizar en un plazo máximo de 4 años, que cubrirá las distintas áreas en las que se han detectado desequilibrios. Desde su puesta en marcha, se deberá iniciar un proceso de seguimiento y evaluación que permita evaluar el rendimiento de las acciones, y, en caso de ser necesario, realizar los ajustes pertinentes para lograr los objetivos estipulados dentro del plazo. En definitiva, un proceso medio de elaboración del Plan de Igualdad durará una media de 3 meses.

Sin embargo, como se ha mencionado anteriormente, al ser un proceso de negociación, pueden encontrarse en el camino puntos de desacuerdo por los cuales los tiempos se prolonguen. A esto, se le suman otras dificultades que las empresas suelen encontrar a la hora de poner en marcha la elaboración de un Plan de igualdad. Por ejemplo, la difícil accesibilidad de los datos, o la ausencia de descripciones de puesto compatibles con la elaboración del sistema de valoración de puestos de trabajo, que serán parte esencial de la auditoría retributiva. También puede suceder que la empresa no cuente con RLT y tenga que convocar a los sindicatos más representativos de su sector, lo que puede prolongar los plazos en la elaboración de los Planes de Igualdad, debido a la participación de agentes externos a la organización en el proceso.

Todo esto puede ser más sencillo si se cuenta con la ayuda de un experto externo. En su función, el experto elaborará el diagnóstico de situación con garantía de independencia, y en base a sus hallazgos, podrá orientar la toma de decisiones desde su experiencia con otras empresas y sus conocimientos especializados. Además, la empresa podrá contar con la seguridad de que, llegados al momento del registro, toda la documentación necesaria estará preparada, y en su caso, podrá ayudar a la empresa a realizar el seguimiento periódico con mayor atención que permitirá que los objetivos se cumplan con éxito.

Por ende, instamos a las empresas a cumplir en plazo con esta obligación legal, ya que por el contrario podrían enfrentarse a multas económicas desde 60€ hasta 187.515€ o a una pérdida automática de ayudas, bonificaciones o beneficios de la aplicación de los programas de empleo, entre otras sanciones. Pero, sobre todo, perderían la oportunidad de utilizar esta herramienta que son los Planes de Igualdad, como una palanca de cambio y una hoja de ruta estratégica que tendrá un impacto positivo directo en su gestión de los RRHH, su comunicación con los grupos de interés y su reputación.

Servicios relacionados:

Desafíos fiscales internacionales

Desafíos fiscales internacionales provocados por la movilidad de los profesionales El desarrollo de la digitalización y las tecnologías disruptivas ha mejorado la movilidad global de las personas y la fuerza laboral. La pandemia de COVID-19…

UHY Fay & Co y Cointegra se unen

UHY Fay & Co y Cointegra se unen para impulsar el crecimiento de los servicios de sostenibilidad en España, potenciar su internacionalización, y posicionar la nueva marca entre las firmas líderes en sostenibilidad La marca…

España no es atractiva fiscalmente

  El impuesto sobre sociedades de España, por encima de la media europea, pone en cuestión la competitividad de nuestro país frente a otros que son más atractivos fiscalmente El impuesto sobre sociedades de España,…

Acuerdo de teletrabajo post-pandemia

  Con el fin de las medidas de contención sanitaria del Covid,  desde el día 19 de abril finaliza el trabajo a distancia excepcional y sin necesidad de suscribir el acuerdo escrito y cumplir la…
Menú